Responsabilidad Corporativa: Inversión Socialmente Responsable

Inversión Socialmente Responsable

La inversión socialmente responsable hace referencia a que los inversores a la hora de seleccionar los activos que van a tener en sus carteras, tienen en cuenta además del tradicional análisis fundamental de la empresa (basado en el estudio de sus balances y en sus modelos y estrategias de negocio), el perfil social, medioambiental y de gobierno corporativo de las compañías, por entender que este análisis más completo permite prevenir riesgos y detectar oportunidades de inversión.

Las empresas dotadas de una estructura de gobierno corporativo más sólido e independiente, las compañías que desarrollen sus recursos humanos sabiendo retener y atraer talento, o que con su actividad contribuyan al desarrollo de las comunidades locales en las que operan, y las firmas que gestionen adecuadamente sus riesgos medioambientales, lograrán tener ventajas competitivas frente a las que no lo hagan. Estas ventajas competitivas harán a estas empresas más atractivas a los inversores, lo que redundará finalmente en mejorar el precio de sus emisiones de renta fija y renta variable o, lo que es lo mismo, aportarán más rentabilidad al inversor.