Sostenibilidad: Nuestro Compromiso con la Sostenibilidad

Integración de riesgos ASG

Tal como declara en su Política de Sostenibilidad, Ibercaja sigue una gestión prudente y global de los riesgos, financieros y no financieros. Entre los riesgos no financieros se encuentran los riesgos de sostenibilidad, que Ibercaja se compromete identificar y gestionar para su paulatina integración en la gestión global de riesgos de la Entidad.

Para integrar los factores ASG en la toma de decisiones, Ibercaja avanza en la identificación y estudio de los riesgos y oportunidades de la transición hacia una economía descarbonizada, para dar respuesta con soluciones de negocio que apoyen la sostenibilidad, analizando el impacto de los riesgos climáticos y ambientales en los clientes y en su actividad financiera para adaptar la oferta de productos y servicios a las nuevas necesidades, comunicando con transparencia soluciones para fomentar el sentido de responsabilidad ambiental.

Ibercaja asume los principales compromisos nacionales e internacionales para avanzar en sostenibilidad, en la protección del medioambiente y la lucha contra el cambio climático. Así, es firmante de los Principios de Banca Responsable de UNEP-FI, está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y se adhirió en 2019 a las recomendaciones de la TCFD (Task Force on Climate-Related Financial Disclosures); la Entidad está trabajando actualmente en su implementación. 

La gestión de activos es importante para lograr una economía más sostenible y el Grupo Ibercaja tiene en cuenta los riesgos de sostenibilidad y su integración en el proceso de toma de decisiones de inversión. Así, se aplican estándares, principios y las mejores prácticas en gestión de inversiones para generar valor a largo plazo para nuestros clientes.

Información sobre la integración de riesgos de sostenibilidad en las decisiones de inversión:
 
  
En el servicio de asesoramiento, Ibercaja realiza recomendaciones o propuestas de inversión personalizadas e idóneas para el cliente, es decir, teniendo en cuenta el perfil de riesgo inversor que corresponde a cada cliente según su test de idoneidad, sin tomar en consideración los riesgos específicos de sostenibilidad (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo) en el proceso de asesoramiento; lo que no necesariamente significa que los riesgos de sostenibilidad no puedan llegar a ser significativos. El riesgo de sostenibilidad es todo acontecimiento o estado medioambiental, social o de gobernanza que, de ocurrir, pudiera surtir un efecto material negativo sobre el valor de la inversión.

El riesgo de sostenibilidad dependerá, entre otros, del tipo de emisor, el sector de actividad o la localización geográfica de las inversiones. De este modo, las inversiones que presenten un mayor riesgo de sostenibilidad pueden ocasionar una disminución del precio de los activos subyacentes y, por tanto, afectar negativamente en su rentabilidad.
 
No obstante lo anterior, dado que el servicio de asesoramiento que realiza Ibercaja es no independiente y está basado principalmente en productos diseñados y fabricados por las empresas de su Grupo (fondos de inversión y seguros de ahorro),  en la página web de las citadas empresas se encuentra disponible la información sobre la forma en que los fabricantes de los productos del Grupo Ibercaja integran los riesgos de sostenibilidad en el proceso de inversión de los activos que componen cada producto y sobre cómo dichos riesgos pueden afectar a la rentabilidad de cada producto.
 
Política de remuneración: integración de riesgos de sostenibilidad
La Política de Remuneraciones de Ibercaja es coherente con la Política de Sostenibilidad y con los principios y valores de la Entidad en la gestión de riesgos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, y se ajusta a las disposiciones del Reglamento (UE) 2019/2088 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de noviembre de 2019 sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros, en tanto en cuanto establece un sistema de remuneración basado en la igualdad de oportunidades y la no discriminación, contribuye al buen gobierno corporativo de la Entidad, al estar alineada con el código interno de conducta y mitiga una excesiva asunción de riesgos.