Press Room: News
(22-01-2008)

LA TARJETA FLUVI, PASAPORTE A LA EXPO 2008

Es el soporte de los pases de temporada y del programa de puntos de desarrollo sostenible, y se puede usar en varios servicios como el transporte urbano

Los distintos diseños de la tarjeta Fluvi
Ibercaja ha distribuido desde el pasado 14 de junio más de 50.000 tarjetas Fluvi, el medio creado por la entidad de ahorro como soporte de los pases de temporada y las entradas a la Expo y para ser además una tarjeta de servicios ciudadanos como el transporte urbano o el telecabina de Ranillas y obtener importantes descuentos en los parkings públicos, museos y parques de ocio de Aragón. Además, todos los titulares de tarjeta Fluvi participan en el programa de desarrollo sostenible de EXP 2008, que premia las prácticas respetuosas con el medio ambiente.

Esta tarjeta ha sido un desarrollo de la condición de Ibercaja como entidad oficial de venta de entradas de la Exposición. Desde que se inició el proceso, ha vendido a través de cajeros, Internet o teléfono la cifra de 120.007. Mientras, los pases de día y noche expedidos se elevan a 32.296.

La Fluvi es un medio gratuito tanto para clientes como no clientes de Ibercaja. Los principales usos de la tarjeta son: facilitar el acceso a la Expo y facilitar la participación a todos los ciudadanos al Programa de Desarrollo Sostenible, una iniciativa de la Agencia de Recursos Ambientales de la muestra que premia el comportamiento respetuoso con el medio ambiente y que permite acumular puntos, que en el periodo Expo podrán canjearse por regalos relacionados con el evento.

Estos puntos medioambientales se podrán obtener, por ejemplo, cuando el usuario de la tarjeta Fluvi lleve a cabo determinadas prácticas o acciones que contribuyan a hacer más sostenible nuestro planeta. Los comportamientos premiados con puntos serán, entre otros, ahorro de agua, electricidad y gas en cada domicilio; utilización del transporte público; uso de los puntos limpios para depositar y reciclar los deshechos domésticos (madera, hierro, electrodomésticos y ordenadores, o aceites de fritura).

Además, de los usos principales, Ibercaja ha gestionado otras prestaciones que aportan mucho más valor a la tarjeta Fluvi, y entre las que cabe destacar el pago del autobús urbano de Zaragoza, con la ventaja añadida de que en las tarjetas en modalidad FLUVI + no es necesario realizar una carga previa ya que funcionan como pospago: se registran los consumos y se cobra posteriormente a su utilización.

Por último, la tarjeta también permite obtener descuentos entre el 20% y 25% en museos municipales de Zaragoza, aparcamientos subterráneos de la ciudad y en parques de ocio de Aragón (Parque de Atracciones de Zaragoza, Dinópolis, La Cuniacha, Museo Minero de Escucha, Pirinarium y Monasterio de Piedra).

Descargar Archivos

Archivos relacionados

File - 68 KBDownload/View
File - 68 KBDownload/View

Volver