Press Room: News
(22-01-2008)

IBERCAJA, PROTAGONISTA EN LA ADQUISICIÓN DE LOS TERRENOS DE RANILLAS PARA EXPO 2008

La compra fue clave para consequir que Zaragoza fuera elegida como sede

El meandro de Ranillas fue adquirido por Ibercaja para la ciudad, a cambio de derechos urbanísticos futuros para 2.160 viviendas sociales
Ibercaja apoyó la candidatura de Zaragoza a sede de la exposición internacional desde sus inicios, patrocinando la sociedad promotora. Pocos meses antes de que el Bureau International des Expositions celebrará su reunión definitiva, era clave poseer la titularidad de los terrenos donde se proyectaba para que la ciudad fuera la elegida. Con ese fin, el Ayuntamiento de Zaragoza e Ibercaja firmaron un convenio de colaboración para hacer posible la compra: Ibercaja adquiría para la ciudad de Zaragoza las 102 hectáreas del meandro de Ranillas donde están Expo Zaragoza 2008 y el Parque Metropolitano de la ciudad y, a cambio, el Ayuntamiento cedía a la entidad derechos urbanísticos futuros para 2.160 viviendas protegidas.

Con esta operación, Ibercaja traducía en un momento decisivo su especial interés en colaborar a la obtención de la Expo 2008 y su disposición a resolver un asunto de máxima relevancia urbana y de interés público, como era garantizar las actuaciones en el meandro de Ranillas

La permuta se firmó el 13 de diciembre de 2006, tres días antes de que el Bureau International des Expositions eligiera entre Zaragoza, Trieste y Salónica la sede para 2008. Con las escrituras en la mano, la candidatura de Zaragoza a ser sede de la Exposición Internacional de 2008 ganó toda la solidez para hacer frente a sus competidoras. La firma de las escrituras de permuta culminaban un proceso iniciado en verano con la firma de opciones de compra a 90 propietarios. En otoño, Ibercaja adquirió los 1.029.828,35 metros cuadrados que poseían, por los que abonó 66.320.357 millones de euros. Una vez adquirido el meandro, lo permutó en diciembre con el Ayuntamiento a cambio de derechos urbanísticos mencionados. l.

Este acuerdo, además de proveer el soporte territorial para la Expo, proporcionó al Ayuntamiento de Zaragoza los suelos necesarios para la ejecución de la Ronda del Rabal, lo que ha supuesto el cierre de Ronda Hispanidad, y para ejecutar el parque natural de acompañamiento a las actuaciones de la Exposición Internacional. Dichos suelos eran de interés municipal, aún el supuesto de que Zaragoza no hubiera sido elegida en París, por su ubicación estratégica y porque eran necesarios para el plan de la Recuperación de las riberas del Ebro, comprometido al margen de la Expo.

Descargar Archivos

Archivos relacionados

File - 68 KBDownload/View

Volver