Press Room: News
(27-06-2013)

Ibercaja aprueba los resultados de 2012 y el presupuesto de la Obra Social


- El presidente y el director general exponen a los consejeros generales de la Caja el cierre del ejercicio 2012
- Amado Franco Lahoz informó del proceso de integración de Caja3 en Ibercaja, que prevé se culmine a finales de 2014
- José Luis Aguirre Loaso señaló que los esfuerzos de 2012 fortalecen a la entidad ante el futuro
- La Asamblea aprobó para 2013 un presupuesto en Obra Social de 15 millones de euros

Vista general de la asamblea celebrada en la sede social de la Entidad

Zaragoza, 27 de junio de 2013.- Ibercaja ha celebrado esta mañana su asamblea general ordinaria, sesión en la que ha aprobado los resultados del ejercicio 2012 y acordado destinar a la Obra Social, para sus actividades en 2013, 15 millones de euros. Asimismo, el presidente y el director general, Amado Franco Lahoz y José Luis Aguirre Loaso, han informado a los consejeros generales sobre la evolución de la actividad financiera de la Entidad y sobre el proceso de integración de Caja 3, y de cómo ha preservado, pese al complejo entorno socioeconómico que vivimos, su condición de operador financiero de referencia.

En el transcurso de la Asamblea, que tenía carácter ordinario y se ha celebrado en la sede social de la Entidad, el presidente ha explicado el camino seguido por Ibercaja para preservar sus fortalezas y ser competitivos en el futuro, sin perder su vocación social. Así, ha recordado cómo en 2012, un año de gran recesión de la que todavía no hemos salido, el sector vivió una batería normativa sin precedentes, con dos relevantes Reales Decretos, el Memorando de Entendimiento y las pruebas de estrés de Oliver Wyman. Estas coordenadas implicaron adoptar medidas que provocaron pérdidas en casi todas las entidades financieras y que pusieron de manifiesto las diferencias en la fortaleza de cada Entidad.

“En este contexto –ha dicho-, Ibercaja tomó las decisiones oportunas para preservar su posición entre las entidades más solventes del país y para, desde Aragón, ser una de las marcas relevantes en el nuevo mapa bancario español: se consolidó en el selecto grupo de entidades que no han necesitado ayudas públicas e impulsó la integración de Caja3 en Ibercaja para sentar las bases de un banco más competitivo”.

Franco Lahoz ha explicado que esa gestión estratégica ha ido acompañada de una intensa actividad del día a día, con una implicación absoluta de la plantilla. Tras señalar los resultados ya conocidos, ha querido destacar el control de la morosidad, un 48% por debajo de la media a finales de 2012; el nivel de solvencia, 10,4% frente al 9% que exige la regulación; o cómo se concedió crédito nuevo por 2.979 millones, el 49% de los cuales se destinó al sector empresarial.

Adquisición de Banco Caja 3

A continuación, el presidente explicó a los consejeros generales las características del acuerdo de adquisición de Caja 3 y el momento en que se encuentra el proceso. Informó de que ya se han cumplido la mayoría de las condiciones establecidas en el protocolo sucrito el pasado 27 de noviembre, que eran críticas para la viabilidad de la operación. En estos meses, Caja 3 ha obtenido de Europa 407 millones de euros de ayuda en deuda convertible en acciones a devolver en 5 años; ha transferido al Sareb sus activos inmobiliarios tóxicos; ha acometido su proceso de reestructuración tras alcanzar el preceptivo acuerdo laboral y está en proceso de convertir sus instrumentos híbridos.

Respecto a la hoja de ruta de la integración, ha informado de que el proceso tiene tres etapas: provisional, definitiva y plena. Estamos en el primer tramo, que arrancó el pasado 23 de mayo con la firma del contrato de integración y que implica la supervisión de la gestión. La integración definitiva se espera resolver este próximo mes de julio, mediante la firma de la ampliación de capital de Ibercaja banco, que será suscrita por las cajas de Banco Caja 3, aportando las acciones de su entidad. La proporción resultante será de 87,5% para Ibercaja y 12,5% para las cajas de Caja 3. Finalmente, la integración plena se espera alcanzar en 2014, con la absorción de Caja 3 por Ibercaja.

El presidente explicó que el Consejo de Administración del banco tendrá un máximo de 15 miembros, un tercio de los cuales serán independientes; la Comisión ejecutiva, siete integrantes, y que el consejero delegado de Ibercaja Banco, José Luis Aguirre, lo seguirá siendo de la entidad resultante. Por otro lado, recordó que la sede social y los servicios centrales estarán en Zaragoza, con direcciones territoriales en Burgos y Badajoz, así como que la Obra social de Ibercaja destinará un 10% de su presupuesto a las acciones sociales de esos territorios.

Franco Lahoz hizo especial hincapié en las ventajas estratégicas de la operación porque permite ganar tamaño, consolidar liderazgos, mejorar el perfil de financiación y acceder a un potencial de sinergias que sin duda impulsarán la eficiencia y competitividad de Ibercaja. “Ahora, ha dicho Franco Lahoz, la integración tiene aún más fortaleza que la planteada inicialmente, ya que con el traspaso de activos al Sareb ha minorado su riesgo y con la obtención de Coco’s ha mejorado su ratio de capital. Por tanto, es un proyecto con mayor capacidad para ejercer su función y preservar el empleo”.

El presidente también ha descrito la futura normativa, actualmente en tramitación, que implicará la transformación de Ibercaja en una fundación bancaria. Como quiera que todavía está tramitándose, se ha comprometido a informar a los consejeros de los pasos que se van dando; mientras, el funcionamiento de los órganos de gobierno será el actual.

El impacto de la provisiones

El director general de Ibercaja, José Luis Aguirre Loaso, también expuso a la Asamblea el proceso de ajuste que vive nuestra economía y la difícil coyuntura en la que se desarrolla la actividad financiera. “En 2012, el crédito en el sistema cayó un 9,1% y el ratio de mora ascendió al 10,58%; y, a la vez, las autoridades nacionales, acuciadas por una intensa falta de confianza en los mercados internacionales, forzaron un importante aumento de provisiones que llevó a prácticamente todas las entidades a registrar pérdidas en España”.

“En ese contexto -ha explicado Aguirre- nuestra gestión se centró en evitar el impacto de la guerra del pasivo, diversificar el ahorro de los clientes en los productos de nuestro reputado Grupo Financiero, que han crecido en todas sus ramas, y controlar la morosidad en el 5,48% frente al 10,58% del sector. A la vez, se ha trabajado especialmente el mundo de la empresa, uno de nuestros objetivos primordiales”.

Respecto a la cuenta de resultados, el consejero delegado ha recordado cómo la exigencia de mayores provisiones ha provocado cuentas de resultados negativas. Ibercaja, en 2012, obtuvo ingresos recurrentes –margen bruto- por 823 millones de euros gracias a su actividad y redujo sus costes un 4,4%. Además, se obtuvieron plusvalías por 433 millones de euros para cubrir el déficit de capital señalado en las pruebas de stress de Oliver Wyman, lo que generó un resultado antes de saneamientos de 748 millones de euros, cifra histórica. Sin embargo, la aplicación de las nuevas exigencias supuso que las provisiones alcanzaran los 1.433 millones de euros, 6,8 veces más que en 2011. En consecuencia, la cuenta de resultados dio un balance negativo de 485 millones de euros.

No obstante esas cifras, Aguirre Loaso quiso destacar el buen ratio de capital y de mora y cómo el examen de Oliver Wyman posicionó la cartera crediticia de Ibercaja como la segunda de mayor calidad relativa de todo el sector. “Sin duda -ha dicho-, los esfuerzos de 2012 fortalecen a la entidad ante el futuro”.

Todo ello extremando la calidad de nuestra atención al cliente, que se ha visto refrendada con la primera certificación de España de AENOR al “Asesoramiento en gestión del patrimonio de la banca personal”.

Respecto a 2013, el marco de actuación sigue siendo muy complejo aunque, según señaló, las mejoras de la economía podrían ser visibles en 2014. Ante ese horizonte, las líneas de gestión seguirán centradas en el control de la morosidad, una propuesta de precios equilibrada y ofrecer a nuestros clientes una buena diversificación de sus ahorros. Y, asimismo, proseguir con la reducción de costes a fin de ser una empresa solvente y competitiva.

En ese sentido, el director general de Ibercaja recordó a los presentes el acuerdo alcanzado el pasado mes de marzo con la mayoría de los representantes de los trabajadores (el 78,1%) para aplicar un Expediente de Regulación de Empleo voluntario al que han podido acogerse 275 empleados en 2013 y que podría reeditarse en 2014 y 2015, en las mismas condiciones.

Aguirre Loaso también se refirió a la adquisición de Caja3. Aunque como todo proceso de integración requerirá un esfuerzo por parte de todos, concluyó que es importante para el desarrollo estratégico de Ibercaja y para nuestra consolidación en el nuevo mapa bancario español.

Empleo, educación y solidaridad, ejes de la Obra Social

Tras su aprobación por la Asamblea, la Obra Social de Ibercaja dispondrá, en 2013, de 15 millones de euros para cumplir con sus objetivos, ahora especialmente centrados en empleo, educación y solidaridad. El presidente ha explicado cómo esa apuesta está ya plenamente consolidada, habiendo logrando una gran receptividad social.

En el ámbito del empleo, ha colaborado con 112 asociaciones en el campo de la inserción laboral de discapacitados y personas en riesgo de exclusión; se impulsó el apoyo a los emprendedores a través del programa “Empléate y Emprende”, gracias al cual se han creado 77 empresas y generado 130 puestos de trabajo, y se priorizó el programa de “Ayudas al primer empleo”, ayudando a 156 jóvenes a acceder al mercado laboral.

En educación, destacan los programas dedicados a luchar contra el fracaso escolar, la orientación escolar, el emprendimiento desde la escuela y el impacto de los “programas didácticos”, que en 2012 llegaron a más de 100.000 alumnos.

En el tercer ámbito, la ayuda asistencial, se realizó la novena convocatoria de proyectos sociales, que ya suman más de 1.400 proyectos por un importe de casi 26 millones de euros. Por otro lado, continuó con el programa “Llaves solidarias”, que ha facilitado el acceso a la vivienda a más de 1.500 personas en los últimos 10 años.

A todo ello hay sumar una importante actividad en el plano cultural, que se ofrece desde nuestro centros culturales, que tuvieron 250.000 visitantes más que el año anterior. “En 2013, ha dicho el presidente, queremos seguir avanzando en estas líneas de trabajo, focalizando los recursos en aquellos programas de mayor impacto y aprovechamiento social para llegar al mayor número de personas”.



Descargar Archivos

Archivos relacionados

File - 68 KBDownload/View
File - 68 KBDownload/View
File - 68 KBDownload/View

Volver