Press Room: News
(17-06-2015)

IBERCAJA CELEBRA SUS 75 AÑOS EN HUESCA CON UN ACTO CONMEMORATIVO Y UN AMPLIO PROGRAMA DE ACTIVIDADES EN EL AÑO


- La entidad, cuya primera oficina se abrió al público hace hoy 75 años en Coso Alto 3, cuenta en la provincia con 105 oficinas y 311 empleados
- El presidente de Ibercaja, Amado Franco, y el consejero delegado, Víctor Iglesias, presidirán la celebración de esta tarde, que reunirá a los empleados en activo y jubilados de la capital de Huesca, así como a directivos de la Entidad y representantes de la sociedad oscense
- Ibercaja ha programado actividades a lo largo del año para conmemorar el aniversario y reafirmar su vinculación con el territorio y sus gentes

José Luis Novellón y Roberto Cerdán en la entrada del Centro Ibercaja Huesca.

Huesca.- Ibercaja celebra celebra el 75 aniversario de la apertura de su primera oficina en Huesca, con un acto institucional en el Centro Cultural Ibercaja de la capital oscense, que estará presidido por el presidente y el consejero delegado de la entidad, Amado Franco y Víctor Iglesias. Este acto es el primero de un programa que se desarrollará a lo largo del año y con el que se desea reafirmar la vinculación de Ibercaja con el Altoaragón y sus gentes.

La primera oficina en Huesca de la entonces Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza abrió al público un 17 de junio, en el Coso Alto 3, bajo la dirección de Marcelino Cucalón. En la actualidad, Ibercaja tiene en Huesca una dirección provincial, al frente de la cual está José Luis Novellón, que coordina 105 oficinas con un total de 311 empleados. A través de esta red, que ofrece gestores de clientes, gestores de banca personal y asesoramiento a las empresas, Ibercaja presta atención especializada, de calidad y de compromiso con el territorio, orientada a todo el tejido social y empresarial altoaragonés.

Según han anunciado esta mañana en rueda de prensa José Luis Novellón, director provincial de la Entidad en Huesca, y Roberto Cerdán, director del Centro Cultural, el acto conmemorativo de esta tarde reunirá a los empleados en activo y jubilados de Huesca capital y contará con la presencia de presidente, consejero delegado, director provincial y directivos de Ibercaja, así como de representantes de las instituciones altoaragonesas.

Un programa de actividades para un año de celebración

Tras este primer acto, el 17 de septiembre comenzará la programación cultural con la inauguración, en el Palacio de Villahermosa, de la exposición “Miradas de Huesca. Pintores de Huesca, hoy”, comisariada por Domingo Buesa y Fernando Alvira Banzo.
La música tendrá también un papel destacado en los actos que se llevarán a cabo a lo largo del año. La orquesta Reino de Aragón ofrecerá un concierto en la capital, y jóvenes músicos oscenses actuarán en las localidades de Barbastro, Jaca, Sabiñánigo, Monzón y Fraga.

A partir de enero de 2016, la Obra Social de Ibercaja ofrecerá un ciclo de conferencias sobre la economía, cultura y sociedad oscense, en este periodo.

Asimismo, el distintivo ”75 años con Huesca” se incluirá en las iniciativas financieras y sociales que se desarrollen a lo largo del año, para reiterar el compromiso con Huesca y su vocación de seguir formando parte de su historia y su futuro.

75 años al servicio del Alto Aragón

La historia contemporánea de la provincia de Huesca y la de Ibercaja han avanzado de manera paralela. A lo largo de estos 75 años, Ibercaja ha impulsado y apoyado las principales iniciativas que han contribuido al desarrollo económico y social de la provincia, como las estaciones de esquí, la transformación del campo, los vinos del Somontano, Walqa, el turismo verde y el turismo rural, la recuperación del patrimonio, la UNED de Barbastro y otros proyectos que han sido y siguen siendo claves para el presente y el futuro de la provincia.

Con el objetivo de generar riqueza para el territorio, Ibercaja ha participado y participa en empresas estratégicas, guiada por su objetivo de ser útil y que ha orientado siempre la actividad de la Entidad desde su fundación, en 1876, y en particular, desde que abrió su primera oficina de la capital oscense.

En estos años de presencia en Huesca, la colaboración e implicación de Ibercaja en el desarrollo de la provincia es muy relevante. El carácter social de las actuaciones de Ibercaja se materializa en una triple dimensión: la financiación de proyectos de inversión promovidos por los particulares; la participación en el capital de empresas con un componente de desarrollo territorial y fijación de población; y la Obra Social.

Las actuaciones de Ibercaja en los distintos ámbitos económicos

Dada la configuración económica de la provincia de Huesca, la financiación de la entidad financiera se ha dirigido tradicionalmente a la vivienda, el sector agropecuario, el turismo y la pequeña y mediana empresa.

Ibercaja ha sido tradicionalmente la Entidad líder en la financiación de viviendas a particulares, siendo muy destacada, incluso a escala nacional, la asignación de recursos destinados a viviendas sociales. Una gran mayoría de los altoaragoneses que compra una vivienda con financiación lo hace a través de Ibercaja.

En el caso del sector agropecuario, Ibercaja ha propiciado y propicia el acceso a la propiedad de jóvenes agricultores y la implantación y mejora de explotaciones agrícolas y ganaderas. Históricamente, su papel ha sido clave en la transformación y mecanización del campo, así como en la extensión de los regadíos. El asesoramiento y la difusión y tramitación de ayudas comunitarias para el desarrollo agrario ha tenido y tiene una presencia destacada.

Ibercaja ha sido especialmente activa en el desarrollo turístico del Altoaragón. Fue pionera en impulsar la construcción y financiación de hoteles, así como las estaciones de esquí. Más recientemente, propulsó el turismo rural y sobre todo, mantiene su compromiso con el sector a través de Aramón, la sociedad que gestiona junto al Gobierno de Aragón y que ha puesto las pistas del Pirineo de Formigal, Panticosa y Cerler, en la vanguardia del país y revertido la economía de sus valles hasta serlo más pujantes de la provincia.

En cuanto a la participación en empresas estratégicas, Ibercaja ha sido siempre especialmente sensible con todas aquellas iniciativas que contribuyen al desarrollo económico y social de las personas y de los territorios en los que opera. Bajo esa premisa, en Huesca ha participado sectores como el industrial, vitivinícola y medios de comunicación y también desde el primer momento concedió créditos accesibles a la pequeña y mediana empresa de la provincia, a la industria y el comercio, así como a particulares y cooperativas.

La Obra Social de Ibercaja, referente para la sociedad oscense

A través de su Obra Social, Ibercaja ha participado en estos 75 años en numerosos proyectos sociales y asistenciales mediante convenios suscritos con entidades como Cáritas, Cruz Roja, Cruz Blanca, Aspace, Atades, Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad (CADIS Huesca), entre un largo etcétera.

La respuesta a las necesidades de la sociedad oscense se ha materializado también a través de los distintos centros puestos a disposición de los ciudadanos, de acuerdo con las demandas de cada momento, como el Hogar del jubilado Castillo de Loarre, el Hogar Genaro Poza en el Coso Alto y en la Guardería Infantil.

También el apoyo de Ibercaja se ha dirigido a la formación y la cultura. Así, se ha ejercido desde el Centro Cultural Genaro Poza de Huesca y, desde el año 2000, en el Castillo de Montearagón, centro donde se realizan actividades culturales, creativas y lúdicas para mayores y jóvenes, además de incluir una amplia biblioteca.

Palacio de Villahermosa, ejemplo de restauración del patrimonio artístico

Además de dinamizar de manera intensiva la vida cultural, Ibercaja ha contribuido a recuperar el patrimonio artístico y monumental de la provincia con la rehabilitación y restauración de decenas de ermitas y edificios históricos, como la ermita de Basarán en Formigal o la Casa de los Argensola en Barbastro. Asimismo, ha colaborado con los Museos diocesanos de Huesca, Jaca y Barbastro-Monzón.

En 2004 Ibercaja adquirió y rehabilitó la Casa de los Condes de Guara, conocida en la ciudad como Palacio Villahermosa. El edificio es hoy el centro de referencia de la Obra Social de Ibercaja en Huesca y ofrece a los oscenses una gran variedad de actividades formativas, sociales y culturales.

La restauración de este emblemático edificio ha servido para revitalizar el acceso al casco antiguo de la ciudad y su amplia oferta cultural ya forma parte de la cultura oscense.

El futuro de Ibercaja en Huesca

Ibercaja continúa su actividad en la provincia con la finalidad de ser útil al territorio y colaborar a su desarrollo, a través de canalizar el ahorro de sus clientes y de permitir la financiación de sus iniciativas.

El proyecto, que se inició hace ahora 75 años en Huesca, mantiene la misma esencia de proximidad, cercanía, atención personalizada y apoyo y contribución a la sociedad, y continuará desarrollándose para dar respuesta a las necesidades de los oscenses.

Descargar Archivos

Archivos relacionados

File - 68 KBDownload/View

Volver