Press Room: News
(18-12-2015)

VICTOR IGLESIAS OFRECE EN LA UNIVERSIDAD SU VISIÓN SOBRE EL SISTEMA FINANCIERO ESPAÑOL


- El consejero delegado de Ibercaja, Victor Iglesias Ruiz, ha pronunciado la conferencia de clausura del Máster en Auditoría de la Universidad de Zaragoza
- Bajo un enfoque de “crítica constructiva”, ha subrayado que los aprendizajes de lo vivido en los últimos años pueden aportar para la gestión futura de las entidades de crédito
- Sobre Ibercaja, ha destacado su consolidado y distinguido modelo comercial y su posicionamiento diferencial en el mercado bancario español

El consejero delegado de Ibercaja, Víctor Iglesias, durante la conferencia de clausura del Máster en Auditoría de la Universidad de Zaragoza

Zaragoza.- Ayer tuvo lugar la clausura del prestigioso Máster en Auditoría de la Universidad de Zaragoza en cuya solemne sesión, que se celebró en el Aula Magna del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza fue invitado a participar Víctor Iglesias.

El consejero delegado de Ibercaja compartió con alumnos y familiares, profesores universitarios y auditores su visión personal sobre lo acontecido en el sector financiero, sobre la situación actual y sobre las perspectivas que se presentan, con la intervención titulada “. Bajo un enfoque de “crítica constructiva” subrayó que los aprendizajes de lo vivido durante estos últimos difíciles años pueden aportarnos para la gestión futura de las entidades de crédito.

Iglesias inició su intervención con un repaso a las causas de la crisis del sistema financiero español en el período 2008-2013, “la más profunda de su historia”. En su opinión son tres los errores de gestión, además de otros factores, que se cometieron estos años por algunas entidades: En primer lugar, el crecimiento de los balances bancarios no vino acompañado de un incremento en la proporción adecuada de la base de fondos propios, lo que debilitó los coeficientes de solvencia. En segundo lugar, muchas entidades “estiraron” de manera poco prudente sus posiciones de liquidez, siendo el crecimiento del crédito muy superior al incremento del ahorro administrado de clientes. Y en tercer lugar, muchas entidades olvidaron los principios básicos que deben inspirar, en cualquier contexto, la concesión de riesgos crediticios. A estos factores, continuó el consejero delegado de Ibercaja, se añadió la falta de verdadero “oficio bancario” en la gestión de estas entidades de crédito.

El alcance histórico de la reestructuración del sistema financiero español

Iglesias destacó los rasgos de la reestructuración del sistema financiero como son la impresionante disminución del número de competidores, pasando, en particular en el sector de las Cajas, de 45 entidades en 2007 a 5 bancos que operan sin ayudas públicas directas, entre los que se encuentra Ibercaja, dos grupos que son de propiedad mayoritaria del Estado, y dos pequeñas Cajas de Ahorros que han preservado su naturaleza jurídica.

A esto se unió el importante ajuste de la capacidad instalada en el sector pasando de las más de 45.000 oficinas bancarias que España tenía hace diez años, a las aproximadamente 32.000 sucursales actuales. También los profesionales en el sector pasaron de cerca de 280.000 en 2008 a los 208.000 de la actualidad.

El último rasgo de la reestructuración, añadió Iglesias Ruiz, ha sido el desapalancamiento de los balances del sector, tanto en términos de capital como de liquidez.

Un horizonte abierto

Iglesias ve el futuro del sistema financiero español abierto, además de muy competido y complejo, tal y como ha manifestado. A la adversa coyuntura actual para la práctica de la banca minorista, se suma la modificación que en los modelos de negocio está produciendo la tecnología. Las nuevas tecnologías están modificando la relación con los clientes lo que obliga a adaptar al nuevo escenario las estructuras organizativas, las estrategias comerciales, los modelos de distribución y los canales de relación.

Pero, para el consejero de Ibercaja, la esencia que no se debe perder por parte de una empresa de servicios “es, ha sido y serᔠla satisfacción de sus clientes. El éxito de un modelo de negocio continúa siendo la construcción de relaciones sostenibles con sus clientes y que sean rentables a largo plazo para ambos, es decir, tanto para la empresa como para el cliente.

Ibercaja: Un brillante pasado para un futuro con confianza

Ibercaja, con más de 140 años de historia, ha manejado estos años de coyuntura adversa con las señas de identidad que siempre le han distinguido: la visión estratégica de largo plazo, la gestión rigurosa de los riesgos, la excelencia en el servicio del cliente y la pulcritud en el gobierno corporativo.

Con ellas, Víctor Iglesias ha concluido, Ibercaja mira al futuro con optimismo: “Somos el octavo grupo bancario del país, con un equipo humano de casi 6.000 personas y con una red de unas 1.300 oficinas. Ibercaja trabaja para continuar siendo la entidad de referencia para millones de clientes particulares y empresas”. Finalmente, ha destacado el consolidado y distinguido modelo comercial y posicionamiento diferencial en el mercado bancario español de la Entidad.

Descargar Archivos

Archivos relacionados

File - 68 KBDownload/View

Volver