Press Room: News
(17-02-2019)

EL FORO IBERCAJA RINDE HOMENAJE A FRANCISCO DE LLOBET, FIGURA CLAVE EN EL DESARROLLO DE PLANES EMPLEO Y FONDOS DE PENSIONES


- El presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, elogió la trayectoria del consejero de Ibercaja Pensión, recientemente fallecido, como “uno de los mayores expertos en pensiones en España”, cuya labor contribuyó a conseguir que Ibercaja ocupe el tercer puesto del ranking nacional en planes de pensiones de empresas
- La familia de Francisco de Llobet asistió al emotivo acto, así como sus compañeros de Ibercaja, donde ejerció los últimos veinte años de su vida laboral
- También estuvieron presentes representantes la Fundación Manuel Giménez Abad, donde representaba a Ibercaja; de CCOO, sindicato al que pertenecía, de Federalistas de Aragón y numerosos amigos que llenaron el Patio de la Infanta
- En reconocimiento al fallecido, el Foro Ibercaja abordó el futuro del sistema de pensiones con la conferencia de José Antonio Herce, uno de los mayores expertos mundiales en longevidad
- Este economista de prestigio internacional apostó por flexibilizar la edad de jubilación y por aprovechar para el mercado laboral “el mucho talento senior que tenemos”
- Se estima que al menos el 10% de los niños que ya han nacido vivirán hasta los 120 años, pronosticó
- Concluyó su intervención con un “vaticinio absurdo”, pero provocador: “Los trabajos del futuro van a ser tan divertidos y remuneradores que nadie querrá jubilarse y tendremos que abolir al sistema de pensiones”

Intervención de José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja Banco, en el acto celebrado el pasado miércoles, 13 de febrero.
ZARAGOZA.- El Foro Ibercaja rindió el miércoles  un emotivo homenaje a Francisco de Llobet Collado (1954-2018), que fue consejero de Ibercaja Pensión y que falleció el pasado mes de noviembre. El presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, elogió la figura y el trabajo desempeñado por Francisco de Llobet, quien con su conocimiento contribuyó muy especialmente al desarrollo de los planes de empleo de empresas y fondos de pensiones, ámbito en el que Ibercaja ocupa la tercera posición del sector en España. Fruto de la  honda huella y el afecto que ha dejado entre sus compañeros, esta edición del Foro Ibercaja estuvo dedicada a él y a su familia, que asistió al homenaje. También estuvieron presentes representantes de Comisiones Obreras, sindicato al que pertenecía, y de la Fundación Manuel Giménez Abad de las Cortes de Aragón, entidad de la que era patrono en representación de Fundación Ibercaja.

José Luis Aguirre aseguró en el acto de homenaje que con la desaparición de De Llobet  “se nos ha ido demasiado pronto uno de los mayores expertos en pensiones en España, cuya trayectoria profesional estuvo siempre vinculada a este ámbito; primero en Comisiones Obreras y después en Ibercaja”. Y recordó que éste fue “clave” para que en la actualidad Ibercaja sea un banco muy bien posicionado en pensiones. “Siempre abierto a aprender, inquieto, riguroso y con gran capacidad de análisis, Paco era un apasionado de sesiones como ésta y, en general, del intercambio de información y del contraste de pareceres”, remarcó el presidente de Ibercaja.

José Antonio Herce, profesor universitario, economista y consultor, considerado como uno de los mejores especialistas mundiales en pensiones y longevidad, dedicó su intervención a Francisco de Llobet, con quien compartía lazos de amistad. También Jorge Rivera, director de Comunicación de Prisa y ex director de Cinco Días, elogió la figura del homenajeado a quien conocía de su época de periodista en el rotativo económico. Ambos compartieron con el público asistente su reconociento a la labor de Paco, como uno de los grandes expertos de España en la materia.   

 ¿Cuál es el futuro del sistema actual de pensiones?

El futuro del sistema actual sistema público de pensiones fue precisamente el tema de la conferencia que pronunció José Antonio Herce, que llevaba el sorprendente título: ¿Pagarán los robots nuestras pensiones? Su respuesta a esta pregunta fue poco esperanzadora: “Pienso que no la pagarán, aunque es un no nada rotundo”. José Antonio Herce admitió que el futuro de las pensiones es la gran preocupación de los ciudadanos y advirtió que la solución a la situación actual de fragilidad del sistema pasa por “la flexibilización de la edad de jubilación” y por aprovechar para el mercado laboral “el mucho talento senior que tenemos. Hay muchas personas que no querrían jubilarse y, por eso, nuestro ordenamiento normativo debe favorecerlo”. Él mismo se puso de ejemplo al explicar que con 67 años se encuentra en una situación de jubilación activa. Esto es, aporta la mitad de su pensión a la Seguridad Social y, a cambio, puede seguir trabajando e impartiendo charlas. “Si puedo, no me jubilaré nunca”, sostuvo.

Herce, quien confesó que le agrada ser provocador en sus intervenciones públicas, se refirió a la revolución digital –“la tercera gran revolución” - y a la revolución de la longevidad. En este último punto, recordó el incremento notable experimentado en la esperanza de vida en el último siglo y medio de historia. “A mediados del siglo XIX, la esperanza de vida se estableció en 40 años y fue cuando hubo una acelerón sideral al pasar a los 82 años de principios del siglo XXI”. Es decir, en ese corto periodo de tiempo “los seres humanos ganamos cinco horas de vida al día”. La mayor parte de las ganancias de vida a lo largo del siglo XX se produjeron en edades productivas, con anterioridad a los 65 años. ¿Qué sucede ahora?, se preguntó. “Pues que todas las ganancias de vida van a edades no laborales”, lo que repercute notablemente en las pensiones.

El envejecimiento de la población va a ir a más, vaticinó. Se calcula que al menos el 10% de los niños nacidos en la actualidad vivirán hasta los 120 años, por lo que urgen medidas que “a corto plazo ayuden a estabilizar el sistema de las pensiones: habrá que rascarse el bolsillo entre todos”. Una vez que se garantice la sostenibilidad del sistema, a juzgar de este experto en pensiones, se deberían buscar fórmulas similares a las que han puesto en práctica otros países europeos, como Suecia o Reino Unido.

Su planteamiento inicial se centra en ir elevando la edad de jubilación. “La barrera de los 65 años de la jubilación debe saltar cuanto antes por los aires. Hay que levantar esa diabólica barrera porque es una horrible discriminación”, afirmó. Y recordó: “La jubilación es un derecho; no una obligación”. A este respecto, consideró viable la convivencia en el mercado laboral de los jóvenes y las personas mayores, al advertir que “es un falacia decir que los mayores quitan el trabajo a los jóvenes. En los países donde los mayores son más activos, hay menos desempleo de jóvenes”.
 
Junto a la flexibilización de la edad de jubilación, Herce estimó prioritario que las empresas contemplen un plan obligatorio de pensiones para sus trabajadores que sea complementario con el cobro de la pensión pública. “En España, la primera pensión es el 82% del último salario. Sin embargo, en Suecia la primera pensión supone el 40% del último salario y el resto se complementa con el plan de pensiones de las empresas”, explicó. Finalizó su intervención con un “vaticinio absurdo”, pero aventuró que se va a cumplir: “Los trabajos del futuro van a ser tan divertidos y remuneradores que nadie querrá jubilarse y tendremos que abolir al sistema de pensiones”.

Descargar Archivos

Archivos relacionados

File - 68 KBDownload/View

Volver