Research Department: Collaborations
21-03-2022

SI NO QUIERES DECEPCIONES… NO TE HAGAS ILUSIONES

Diego Orte. Heraldo de Aragón.

La temida “estanflación”, término acuñado en 1965 por el entonces ministro de finanzas británico Ian McLeod para definir una situación económica de estancamiento y elevada inflación, gana enteros tras el estallido bélico entre Rusia y Ucrania.

Lejos de toda duda, el rally protagonizado por el precio del petróleo, gas y materias primas lastrarán el consumo no esencial de los hogares y, por ende, el crecimiento económico en la Eurozona.

Atendiendo a la historia, cuando el barril de Brent ha aumentado un 50% frente a su tendencia, la economía ha entrado en recesión, por lo que de forma simplista y sin considerarlo como el escenario base, el estancamiento económico empieza a captar adeptos.

Para más inri, ya en la campaña de resultados empresariales del cuarto trimestre de 2021, un gran porcentaje de compañías europeas alertaban del impacto negativo que ocasionará la factura energética y de materiales en los márgenes y beneficios empresariales.

Por otra parte, si bien la Reserva Federal recortaba sus estimaciones de PIB para este año hasta el 2,8% desde el 4% anticipado en diciembre, el Banco Central Europeo parecía mucho más optimista, considerando un crecimiento del 3,7%, tan “sólo” cinco décimas menos respecto a la previsión anterior.

Descartando una recesión como principal escenario y sin querer ser agorero, las estimaciones del organismo europeo se postulan como el mejor de los pronósticos…

Volver
{COOKIES}