Research Department: Collaborations
27-06-2022

LOS BENEFICIOS EMPRESARIALES… A LA ESPERA DE DIAGNOSTICO

Diego Orte. Heraldo de Aragón.

La elevada y persistente inflación a la que nos estamos enfrentando, ha agudizado tanto el mensaje de los Bancos Centrales como la agresividad a la hora de acometer su hoja de ruta. El proceso de subidas de tipos de interés se ha acelerado provocando un desplome en el parqué bursátil europeo superior al 15%.

Atendiendo a la valoración del índice europeo Stoxx-600, el múltiplo PER (Price to Earnings”) el cual relaciona la cotización de una compañía o índice en comparación al beneficio generado por la misma, habría sufrido una caída desde las 16 veces de principio de año hasta situarse por debajo de las 12 veces.

Poniéndolo en perspectiva, las bolsas han cotizado en torno a las 13,5 veces en media histórica, por lo que podríamos considerar los niveles actuales un buen punto de entrada siempre y cuando el entorno macroeconómico no sufra una desaceleración mayor a la inicialmente esperada.

Y esta es la principal incertidumbre con la que tiene que lidiar el mercado. Si bien los resultados del segundo trimestre podrían seguir siendo sólidos, los niveles de inflación y el empeoramiento de las condiciones financieras empiezan a hurgar en el bolsillo del consumidor, poniendo en duda la sostenibilidad de la demanda.

Así pues, las guías que aporten las compañías en la próxima campaña de resultados permitirá calibrar la necesidad de un ajuste en los beneficios, y en consecuencia, evaluar el atractivo de valoración de las bolsas…

Volver
{COOKIES}